top of page
Buscar

Los 55 años de Kurt Cobain

Debemos celebrar su legado, al genio filántropo y sarcástico. Una personalidad única que ha marcado el estilo y la música del siglo XXI. De él nació el grunge.


Krist Novoselic, Kurt Cobain, y Dave Grohl. Integrantes de Nirvana


Empecé a escucharle cuando era más pequeña y ni siquiera prestaba atención a sus letras. No calificaba sus canciones como tristes o alegres. Me sumergía en un mundo oscuro y tétrico. Una realidad de la que estaba muy alejada, pero con la que parecía identificarme. Años más tarde descubrí que nuestras personalidades se asemejaban, descubrí que ambos éramos hipersensibles. Al contrario que la canción Dumb que compuso para su grupo Nirvana, Kurt era muy inteligente. Su hipersensibilidad hacía que cuidase hasta el más mínimo detalle de todo aquello cuanto hacía. A lo largo de su vida, debido a su personalidad, tuvo muchos altibajos. Esto se debe a que las personas hipersensibles lo viven todo intensamente, tanto la alegría como la tristeza.


Llegó a conocer a Daniel Johnston, un músico con trastorno bipolar extremo, conocido comúnmente como la enfermedad de los genios. Un trastorno que lleva a las paranoias y a veces a autolesionarse. Van Gogh también lo padeció y la personalidad de Kurt se asemejaba a la de ambos. Johnston sufría paranoias relacionadas con el desamor o el diablo. La camiseta que portó Kurt en un evento representaba la imagen del disco “hi how are you” de Daniel. Esto le dio más reconocimiento a Johnston y su arte.


Llegaba a ser muy perfeccionista y se implicaba mucho en el sonido de sus canciones, a pesar de su aparente dejadez. Era perezoso pero ambicioso. Llegó a pensar que sería esquizofrénico ya que se sentía paranoico y tuvo un amigo imaginario hasta el final de sus días. No congeniaba mucho con la gente de su alrededor. Eso no le importaba, creía que todos eran retratos del otro, falsos e idiotas. Por ello ponía malas caras y estaba constantemente quejándose.


“I'm not like them but I can pretend The sun is gone but I have a light The day is done but I'm having fun I think I'm dumb or maybe I'm just happy” "Dumb" Nirvana

La depresión comenzó cuando tan solo tenía siete años, su familia era compleja. La generación de sus padres vivía bajo una falsa estabilidad, sin errores y reflejando una aparente perfección. El padre de Kurt no soportaba que su hijo se saliera de los moldes. Comenzó a pegarle cada vez que hacía algo que le avergonzara. Kurt no podía creer que a su padre le importara tanto la opinión publica y la percepción que los otros tenían de él.


Nunca tuvo una figura paterna, pero su madre y su tía potenciaron su lado más creativo y le animaron a dedicarse a ello. Su tía era música y le regaló una guitarra cuando era pequeño. También le obsequió con un disco de los Beatles. Estos artistas le influenciaron a lo largo de toda su trayectoria musical. En su funeral pusieron varios temas de este aclamado grupo.


Además de los Beatles, escuchaba a Queen cada vez que acompañaba a su padre al trabajo los sábados. Sus padres acabaron separándose, algo muy común en la época. Kurt siempre se preguntó por qué la mayoría de los padres lo hacían. Este hecho le chocó mucho y una de las razones por las que ocurrió fue porque su padre formó otra familia rápidamente y se apartó de el y su madre.


Su lírica, junto a su voz privilegiada, son dignas de admirar. No era virtuoso con la guitarra, tocaba tres o cuatro acordes de manera simple. Sus canciones tétricas y oscuras, decadentes, en definitiva, carecían de terceras y hacía uso de power chords. De esta forma, nació el grunge y uno de los grupos más influyentes del siglo XXI.


Kurt Cobain, Dibujo de Lucía Fernández Mínguez. 2022


Su obra pictórica reflejaba los temas que trataba en sus canciones. El dripping de Pollock aparece reflejado en muchas de sus pinturas, y sus dibujos recuerdan a Burgois o Kubin. Podríamos asemejar su arte con el Art Brut, arte de alguien que no ha recibido clases y se aleja de las corrientes en las que el arte se rige. Su pintura era inmediata, de escasa elaboración y sus temas más representados eran las flores rojas, los caballitos de mar y los fetos colgantes.


En alguna entrevista ha comentado brevemente que se pasaba los días dibujando y tocando. De pequeño su profesora envió muchos de sus trabajos a concursos. Ganó varios de ellos. Parecía admirar las macabras imágenes que representaba. Creían que estudiaría bellas artes, hasta recibió varias becas para poder estudiar en la universidad. Sin embargo, se centró en la música y su grupo de reciente formación. Sus padres le echaron de casa tras haber tomado esa decisión.


Los dolores de espalda estuvieron muy presentes a lo largo de su vida. Las posturas que realizaba al tocar la guitarra solo hicieron que empeorara y llegó a sufrir una hernia. Sufrió de dolores durante toda su vida, por ello acudió en varias ocasiones al consumo de estupefacientes. Pensaba que si el dolor dejaba de persistir, sus letras no serían las mismas y su creatividad disminuiría.


Kurt Cobain, Dibujo de Lucía Fernández Mínguez. 2022


La depresión y el dolor hicieron que intentara suicidarse en varias ocasiones. La relación con su esposa Courtney tampoco ayudó e intentó huir de casa varias veces. Era muy sensible ante el dolor humano y las injusticias, quería que su hija viviera feliz y ajena a todos los problemas que había en el mundo. Tristemente se quitó la vida tras un periodo convulso de altibajos. Un miembro más del club de los veintisiete. A este club pertenecen figuras como Jimy Hendrix, Mac Miller, Amy Winehouse, Jim Morrison o Janis Joplin.


Debemos celebrar su legado, al genio filántropo y sarcástico. Una personalidad única que ha marcado el estilo y la música del siglo XXI. De él nació el grunge .



Comentários


bottom of page