top of page
Buscar

De las imágenes. Gris

El Guernica deja de ser un mero cuadro histórico para convertirse en un grito contra la guerra desde el punto de vista de las víctimas, una reflexión sobre la destrucción y el dolor aplicable a cualquier tipo de conflicto, una obra universal.


Imagen de Habla de Arte



En homenaje al aniversario de la muerte de Pablo Picasso, realicé una performance basada en lo universal de una de sus mayores obras, de lo transgresor, destructivo y reflexivo del Guernica. Estos personajes sufriendo de dolor, absortos, desmembrados, muertos, impasibles… La brutalidad misma de la acción.


"La pintura no está para decorar apartamentos, el arte es un instrumento de guerra ofensivo y defensivo contra el enemigo"

Pablo Picasso


El Guernica deja de ser un mero cuadro histórico para convertirse en un grito contra la guerra desde el punto de vista de las víctimas, una reflexión sobre la destrucción y el dolor aplicable a cualquier tipo de conflicto, una obra universal. En el Guernica, el reto era crear una sensación de proximidad en un lienzo gigantesco para que el espectador pudiera sentir el horror.


Otro tema importante que no resalta tanto al observar el cuadro son las grandes influencias en la tradición española, en las raíces, de las que se apropia Picasso. El uso de la grisalla, siendo una técnica fundamental en el arte español y sus rituales religiosos. Es el color y el tono de España. Picasso quería que su obra fuese un instrumento destinado a viajar. Volviendo a las raíces, este artista conocía muy bien la tradición de las sargas, otra gran influencia en su obra. Estas eran grandes telas poco tupidas, bastante flexibles para poder enrollarse, que se decoraban con motivos sacros y profanos y se colgaban para celebrar festividades. Así es que cuando el cuadro llegó a Manchester, los estudiantes de arte lo clavaron directamente en la pared como si de una sarga española se tratase.


Ha pasado de ser un cuadro nacido de la guerra a convertirse en una obra que habla de la reconciliación y de la esperanza de una paz mundial duradera. En la ONU hubo un gran debate sobre esta pintura. Se usaba como fondo para los actos televisivos, pero tras la caída de las torres gemelas, aquel fondo empezó a dar conflicto entre los televidentes. Pintado como una apasionada protesta contra la violencia insensata, lograba una vez más demasiado bien su objetivo, ilustrando perfectamente la verdad manifiesta de que parece que jamás aprendamos de nuestros propios errores.


Cualquier comunidad del mundo que haya sufrido una espantosa atrocidad se ha convertido en sinónimo tanto del cuadro como de la población de Guernica. En la segunda guerra mundial el cuadro se hizo muy notable y dolorosamente premonitorio. Incluso posee la capacidad de hablar íntimamente a cada persona sin dejar de ser a la vez un símbolo universal que todo el mundo entiende. Con esta breve información del cuadro, su universalidad, sus raíces y su influencia en la sociedad pasada y actual, presento mi performance De las imágenes. Gris.


Se presentan dos chicas ante una proyección de fragmentos del Guernica. Con una improvisación de “Corrandes d’exili” sumada con fondo, silencio y ruidos, se van pintando la una a la otra los colores que se proyectan sobre ellas. Las imágenes van cada vez más rápido, hasta que solo se ve una masa gris de la mezcla de todas las imágenes sobre ellas. En el final se quedan en el suelo como una bola.


De las imágenes y su saturación. Sobre cómo la información actualmente nos está saturando y aturdiendo, mezclando todo en una tremenda masa gris. No hay personas reconocibles, solo movimientos sin sentido. De la recuperación de simbolismos de guerra o de paz, dependiendo de cómo se vean. Reivindicar la acción, que no se quede olvidado el símbolo que salva y une y no se vuelva todo gris. Del gris. De lo que no se dice. de los reflejos de los demás en nosotros, incluso llegando a la despersonalización total.


Me inspiro en sus figuras y posiciones para tomar movimientos de dejarse llevar y llevar al otro. Sobre su influencia española, las sargas me han ayudado mucho al planteamiento del fondo y el discurso de la performance. Son grandes, rápidas y se pueden colgar en la pared, viajando por el mundo como herramienta política. Así planteo yo mi obra. Por último, es un llamamiento a lo olvidado y los olvidados. A esa masa gris que lucha por no enredarse entre tonos negros y blancos.


De todas las comunidades y personas que hayan sufrido una atrocidad y encuentre aquí un lenguaje con el que comunicarse.


Así presento mi performance De las imágenes. Gris.


Commentaires


bottom of page