top of page
Buscar

Necesidad de un río. De Iván Hernández Montero

Nuestro redactor Iván Hernández Montero ha publicado su primer poemario Necesidad de un río (Editorial Baile del Sol, 2023), obra ganadora del I Certamen Nacional de Ecopoesía "Salvar la Casa", organizado por Poetas por el Clima, Ecologistas en Acción y el Ayuntamiento de Córdoba con la colaboración de la Universidad de Córdoba.


Necesidad de un río (Editorial Baile del Sol, 2023) y su autor, Iván Hernández Montero


La relación del ser humano con su entorno natural ha generado toda una serie de poéticas a lo largo del tiempo. Aquella que supera lo meramente contemplativo para señalar las problemáticas que amenazan la naturaleza ha venido a denominarse ecopoesía. Una manera de entender la conservación ecológica desde la sensibilidad poética para la defensa de los valores relacionados con el respeto y, lo que es aún más importante, para asumir nuestra responsabilidad como especie.


Dividido en dos partes diferenciadas que se complementan, este poemario indaga, por un lado, en los mutuos comportamientos entre el ser humano que interviene la naturaleza y los elementos que la constituyen. La segunda parte adopta la forma de un monólogo que camina por las orillas de la memoria reciente para revelar cómo la alteración derivada de la acción humana sobre lo que consideramos nuestros paisajes está modificando nuestro sentido de pertenencia y el arraigo emocional que sentimos hacia ellos.


"Que cada poema

sea un paisaje protegido."


Fotografías del autor, Iván Hernández Montero


Un jurado compuesto por Erika Martínez, Juana Castro, Jorge Riechmann y Joaquín Araújo decidió por unanimidad que Necesidad de un río merecía ser la obra premiada en el I Certamen Nacional de Ecopoesía “Salvar la casa” por considerar que «además de la calidad de la escritura y la apertura hacia un imaginario poderoso, propone una norma ética a seguir: la regla del mínimo impacto ecológico, que se convierte en este libro en una poética en sí misma».


Todas las imágenes de este artículo son del autor y forman parte de los poemas, constituyendo, de alguna manera, otras orillas para los versos.




Necesidad de un río

Poemas extraídos de la PRIMERA PARTE: LOS PIES ENTERRADOS



TRASHUMANCIA


Sendero de nubes que cruza el cielo

de horizonte a horizonte:


el mapa está arriba, informante.




CAMPOS DE MARIO GIACOMELLI


"Nuestro reino detrás de una alambrada..."

PATTI SMITH

El viento que despeina el prado

no hay trenzado posible, no hoy.

La hierba es larga y es desordenada.


Junto a la alambrada de espino

en los bordes ramos de flores quemadas

manchas como mapas hacia otra estación.


Fronteras dentro de fronteras dentro

de fronteras dentro de fronteras.

Solo el viento se las salta, una a una.


Nos da en la cara

nos recuerda que tenemos

los pies enterrados.




ARRAIGO


Sin horizonte al que asomarse

basta con palpar canchales

o troncos nudosos

para adivinar un futuro

recargado y austero,


de un chozo a la sierra

bajo el barro la paja el aliento

cercado el abrazo de piel

cuerpos antiguos equilibrándose

distancias por recorrer,

milimétricas,

homéricas,

¿cómo entender la otra determinación?


el agua siempre encuentra su camino

nos cala, nos obliga a determinarnos

sacudiéndonos durante el sueño,

compramos vehículos que

remolcan nuestras pertenencias.


Huimos.


Lo que dejamos atrás

lo llamamos arraigo.




NO ESTUVIMOS AQUÍ


Volvimos a reflejarnos

asomándonos al charco:

había ramas desnudas y

ojos abrigados,

un pestañeo una imagen

capturada en el camino.


Con cada paso la firmeza,

quienes creemos ser:

caminantes sin huella.


Regla del mínimo impacto,

como si nuestros cuerpos

fuesen de aire salvo los pies.




DEHESA


Instrucciones para una sinfonía:

sentarse con la espalda apoyada

contra el tronco de un alcornoque.


Cerrar los ojos.

Comenzar.

Ahora.


Movimiento 1: cencerros metálicos

a diferentes distancias

tonnnnnnnnnn, tonnnnnnnnnn.


Movimiento 2: gotas de agua

caen sobre el suelo

ffffffffffsss, ffffffffffsss.


Movimiento 3: bellotas golpean

el lecho de hojarasca

toc, poc, pom, tom, sst, tnn.


Movimiento 4: el suave relinchar

de un caballo blanco, y sus patas

bloc, floc, bloc, floc.


No existe una duración predeterminada,

la sinfonía termina en el instante

en que se decide abrir los ojos.


Entonces podremos VER la dehesa.




Poema extraído de la SEGUNDA PARTE: DESEMBOCADURA


I / LA NECESIDAD


Me llega el momento de caminar por fin, despacio, junto al río. El agua está manchada, salpicada de hojas secas, y unas formas extrañas de color blanco se arremolinan en aquellos rincones donde la corriente se esquiva a sí misma. Ese soy yo, pienso. Así soy yo, pienso. Qué atrevimiento ser este ser que remonta el sendero, despeinado, agitado, multiplicado en los reflejos, confundido, necesitado. La necesidad de un río en un día frío de otoño. Bajo los chopos, alisos, fresnos, algún castaño de indias injertado en el pasaje hacia la infancia. Aquí nos bañábamos en verano. Aquí cogíamos peces. Aquí comprábamos tomates. Vuelvo a viajar en el tiempo. Abuela. En algunos troncos ojos tallados como nudos a los que devuelvo la mirada. Somos más que diálogo entre sustancias: su corteza, mi córnea, mis dedos, sus ramas. Desprendámonos de los posesivos, les digo. Seamos interioridad compartida, una caricia eterna. Poco a poco rodeo sus cuerpos y encuentro otros ojos que pestañean. La vuelta de su hoja es tan blanca y tan suave y queda tan pulverizada al apretarla dentro de mi puño. Duermen los sentidos, modificándose. Salvo el poleo, que aún resiste a unos metros de mí, me susurra: ven hasta la orilla donde todavía existo, imagina que conmigo elaboras el gazpacho más delicado. Abrazo esta tierra que piso y que amo y que añoro cada instante que uno de mis pies no la roza.




POEMAS INÉDITOS


Más allá de la selección extraída del libro Necesidad de un río, me gustaría presentaros algunos poemas inéditos que pertenecen a un mismo proyecto, el cual no ha dejado de crecer y ramificarse a lo largo de estos últimos años. Las "Notas a una sinfonía" complementan sin duda al poema "Dehesa" a modo de apéndice; "sin alma en la/su tiniebla" surge del dolor de ver cómo ardía una parte de mí durante el incendio que asoló zonas de Las Hurdes y Sierra de Gata en mayo de 2023; y "NO a molinos, placas ni MINAS" lanza una protesta sobre la intensa modificación que están sufriendo nuestros paisajes y, por tanto, nuestra vinculación con ellos.



Notas a una sinfonía:


Los cuatro movimientos pueden

mezclarse entre sí o representarse

de manera independiente y

aparentemente desordenada.


La sinfonía puede representarse

sin que existan oídos humanos.


El color del caballo es indiferente.


Los sonidos son aproximados y

pueden estar sujetos a variación.



-


sin alma en la/su tiniebla


ha partido la tierra el paso al fuego

la mimbre aplastada

en el peso de la pared ardiente


muerte de abejas, aves,

mamíferos, insectos, vidas de árboles,

huertos de la memoria


quien tuvo ojo incendiario,

quien no tembló,


sin alma en la/su tiniebla


-


NO a molinos, placas ni MINAS


El diálogo entrecruzado de especies arrancadas y subsuelos con poder para generar luchas políticas. ¿Cuál es mi paisaje? ¿Cómo me reconozco en él? ¿Dónde acaba su contorno y comienza el de mi mirada? Aquí nadie nos preguntó sobre el cambio de horizonte clavaron los molinos en la Sierra del Merengue y no podemos acercarnos a enterrar las aves muertas.


Hablan de abrir la montaña vaciarla de su esencia descomponer hasta su nombre ya volátil el misterio mineral desvelado expuesto para su explotación. ¿Qué aire queremos respirar? ¿Nos quitarán los caminos que siempre nos han comunicado? ¿Reformularán nuestra memoria común?


No se trata de poseer, ningún territorio nos pertenece salvo para protegerlo. En uno y mil balcones pancartas y voces: NO A LA MINA.






Aprovechamos para anunciar que el próximo sábado 4 de noviembre a las 18:30h en la Librería Psicopompo (Plaza Marrón, 12) de Cáceres la presentación de Necesidad de un río vendrá arropada por miembros de nuestra revista Habla de Arte: Victoria Otero (fundadora, directora, coordinadora y editora), Ángela Marcos (redactora y crítica literaria), Adrián Domínguez y Jesús Mirón (redactores de danza y componentes del colectivo de danza contemporánea aSymbol).



@deloxnerviox


留言


bottom of page